domingo, 4 de diciembre de 2016

¿Saltamos?


Ya hemos llegado. Este es el puente. ¿Saltamos?

En realidad, yo ya lo hice. A tus espaldas. Sin tu permiso. Cuando me enamoré de ti. El día que te conocí.

Un suicida colgando de tus sueños. Corazones en suspensión. Por favor, no me sueltes.

Buscábamos abismos, nos perdíamos en laberintos. Se enamoraron nuestros demonios.

Que contigo aprendí que los sueños se hacen realidad. “Tan sólo, visualízalo”, me decías…

Océanos en llamas. Incendios que mojan. Naufragando entre hogueras. Quemando mareas.

Porque nunca me acuerdo de olvidarte. Porque se me derrite la coraza cada vez que te veo aparecer. Cada vez que te pienso. Y, la verdad, no sé hacer otra cosa.

La vida nos tiene reservado algo grande. Letras escritas a fuego lento. Juegos del azar en corazones de cristal.

Porque prometo esperarte abajo. Prometo cogerte y seguir volando. Juntos. Siempre sin gravedad. Siempre desafiando las leyes de la física. Siempre en nuestra nube.

Coge la maleta que vamos a llenarla de recuerdos. No llores, limpia tus ojos que vamos a llenarlos de momentos. De primeras veces. De principios sin finales.

Ya está. Ya hemos llegado. Este es el puente. ¿Lista para saltar?


Photo by Fariedesign

8 comentarios:

  1. Pocas veces encontramos gente que nos entienda, aún menos que nos quiera, pero lo más difícil en este mundo es encontrar gente que nos haga sentir. Gente que con la palabra saque a flor de piel lo más profundo de nuestra mente y que, con el teclear de los dedos, haga que esos sentimientos bailen en perfecta armonía y consonancia. Iván, tú eres una persona capaz de compartir lo que sientes de una forma tan especial y entrañable que para mí es lectura obligatoria, igual que lo es para cualquier persona que sepa que sólo se vive una vez y realmente es cuando te has enamorado de verdad. Gracias por reabrirme los ojos, gracias por volver a enamorarme de la vida aunque sea sólo el tiempo que tardo en devorar tus entradas. Gracias amigo, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad, me has dejado sin palabras. Qué maravilla leer comentarios así. Qué suerte recibir valoraciones y reconocimientos como el tuyo, aunque he de decir que quien realmente está agradecido en estos momentos soy yo por haberme premiado con esta emotiva reflexión. Saber que hay personas que encuentran entre mis letras sus historias y entre mis experiencias las suyas, me parece algo sinceramente mágico. Es un auténtico placer y todo un orgullo encontrar este comentario en una de mis entradas. Muchas gracias!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Muchas gracias, Cari! Qué alegría volver a verte por aquí :) Ve pensando ya en volver que te echamos de menos. Las navidades volverán a juntarnos, hermano.

      Eliminar
  3. "Porque nunca me acuerdo de olvidarte." Creo que lo resume todo. Gran entrada, como siempre un placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mucho que te lo recuerden y por mucho que te lo recuerdes, resulta impensable olvidar a la persona con la que lo lograbas todo, a la persona que te enseñó que juntos no hay deseos imposibes. Así que, ¿por qué no?, a volverse a arriesgar, que seguro merece la pena.
      Muchas gracias, una vez más :)

      Eliminar
  4. Muy pocas veces puedo leer cosas que sean tan placenteras y a las cuales pueda acompañar con un bello sentimiento... Voy a seguir leyéndote, me impresionaste!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No imaginas el orgullo que siento al leer cumplidos así!
      Decir gracias se queda corto para expresar el agradecimiento que llevo dentro ante tal reconocimiento. Me encantaría seguir leyéndote a ti también por aquí.

      Eliminar