miércoles, 13 de enero de 2016

Tercera parte de la Trilogía


Fin de la historia
 
Así es. Como lo oyes. Me dijo que no.

Más bien, fue un “lo siento, ahora soy yo la que no está preparada”. Insistiendo en que de modo alguno se trataba de una despechada decisión. Ciertamente no sabía lo que quería.

La chica de las cosas siempre claras no mintió. Nunca lo hace. Nunca lo hará.

Siendo sincero, no me lo esperaba. No me lo podía creer. Aquello sí fue una lección en toda regla y, obviamente, más que merecida.

Exacto, finalmente logré apartar mis miedos, mis obsesiones, mis prejuicios. Con coraje decidí volver a intentarlo. Pero el destino me frenaría los pies en seco. Y joder si me los frenó… tanto que la inercia me mandó hacia sus dulces labios. Pero claro, me volví a topar con la seria realidad. Dos veces en menos de un minuto. ¡Vaya tarde!

No obstante, esa noche no me iría de vacío. Qué va, ni mucho menos. Volví a verla sonreír. ¿Qué más podía pedir?

Aunque me rechazase cuanto consideró oportuno, mereció la pena.

Anduve uno de los pasos más valientes de mi corta vida. Por primera vez enterré todas las dudas en el cementerio de mi soledad. De nuevo, le esbocé aquella inspiradora sonrisa en el radiante rostro que la custodia.

Y ¡qué sonrisa! De las que de verdad enamoran. Y de eso algo entiendo, créeme.

Lo que ella no sabía es que aquella enamoradiza sonrisa escoltaba un enamorado corazón. Lo que ella no sabía es que en frente tenía a un hombre dispuesto a lo imposible por recuperar su amor. Lo que ella no sabía es que aquel ‘no’ escondía un rotundo ‘sí’.

Volveré con nuevas noticias…

O tal vez no. Eso ya sería otra trilogía.
 
 
 
(Parte 3)
 
 El portaminas negro

2 comentarios:

  1. Que difícil es hacer coincidir nuestros momentos, nuestras edades y nuestros lugares. Y por supuesto nuestros "quereres" (como a mi me gusta llamarlos). Y que duro es cuando aún hay dos "quereres" que quieren y no pueden. Palabra de sufrimiento.

    Esperando la siguiente trilogía. De corazón.

    Leri
    http://sobreviviralos20tantos.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Espero que la próxima vez lleguen a coincidir. Por el bien de ambos. Pero cada vez parece más difícil llegar a compaginarse. Y más aún cuando hay tantos y tan sinceros "quereres".
    Muchas gracias por seguir ahí leyendo mis inquietudes. Espero que nunca dejen de gustarte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar